Por 0 Comentario
ESPECIAL FALLAS. Ojo con tus ojos.

¿Sabías que…?

Los ojos, después de las manos, es la zona más expuesta a los accidentes con fuegos artificiales.

Se recomienda extremar las precauciones en el uso de fuegos artificiales utilizando gafas protectoras y atendiendo especialmente a los siguientes consejos:

  • Los niños nunca deben manipular los fuegos artificiales.
  • Deben ser utilizados siempre en lugares abiertos, lejos de edificios o materiales inflamables.
  • No guardarlos en los bolsillos.
  • Encenderlos en el suelo, nunca en las manos, ni a la altura de la cara y mantenerse alejado para evitar el impacto de cuerpos extraños.
  • No explotar dentro de botella o recipientes cerrados.
  • Cuando un petardo no explota no debe tocarse.
  • Nunca lanzar un artefacto pirotécnico contra otras personas.
  • Leer todas las instrucciones y advertencias que vienen etiquetadas en todos los productos.
  • Nunca tratar de volver a encender fuegos artificiales que no han funcionado completamente al primer intento.
  • No consumir bebidas alcoholicas si vas a manejar fuegos artificiales.
  • Tener mucho cuidado cuando se encienda fuegos artificiales en presencia de fuertes vientos.
  • En zonas abiertas y de vegetación respetar las distancias de seguridad. Infórmate si en tu zona está prohibido hacer fuego.

¿Qué lesiones pueden producir en los ojos?

Las lesiones oculares pueden variar en función de la cercanía, la potencia de la explosión, y el tipo de objeto que impacte en el ojo.

Pueden ser lesiones externas, quemaduras, cortes en párpados y cejas.

Erosiones y úlceras en la córnea producidas por la onda expansiva, el fogonazo o por un objeto extraño impactando en el ojo.

Sangrado por perforación del ojo, desplazamiento y opacificación del cristalino.

Y las más graves, afectación del vítreo o desprendimiento de retina, que pueden provocar pérdida definitiva de la visión.

¿Qué hacer en caso de accidente?

Mantener la calma, buscar la ayuda de un profesional sanitario o llamar al teléfono de emergencias 112, y seguir estas recomendaciones:

  • Lavarse las manos con agua y jabón antes de tocar la zona afectada.
  • Lavar con abundante agua limpia, no manipular el cuerpo extraño ni intentar su extracción del ojo.
  • No usar colirios ni pomadas.
  • Tapar el ojo herido con un recipiente (como un vaso de plástico) sujeto con cinta adhesiva.
  • Cubrir el otro ojo con una gasa o toallita, para evitar el movimiento de los ojos.
  • Ante una pequeña contusión externa, aplicar una compresa fría en el ojo afectado sin hacer presión.
  • Trasladar al herido a un puesto de socorro u hospital más próximo.

Artículo sustraído del COOCV y Cruz Roja.

Quieres compartirlo...

Deja un comentario